Lipoescultura de piernas con grasa autóloga

Las piernas es una de las partes más sensuales y atrayentes que tiene nuestro cuerpo, por ello buscamos tonificarlas, eliminar la celulitis y lucirlas lo más perfectas posible. La flacidez en las piernas es un problema muy común, se necesita de mucha constancia y de mucho esfuerzo, ya que además de una rutina de ejercicios se necesita diariamente una buena alimentación e hidratación, y muchas veces esto no es suficiente.

Piernas flácidas

La flacidez en las piernas es un problema que afecta a gran parte de las personas, ya que a diario nos exponemos a factores que provocan el envejecimiento celular, como lo son una dieta baja en proteínas, el tabaco, la exposición a los rayos solares entre otros, llevándonos a la presencia de descolgamientos en esta parte del cuerpo.

Muchas veces si las personas tienen piernas que no están lo suficientemente desarrolladas o no están en armonía con el resto del cuerpo, y a pesar del ejercicio no se desarrolla ya sea por factores como la atrofia del musculo por enfermedades, lesiones o accidentes, sería una buena opción optar por una lipoescultura de piernas con grasa autóloga, ya que es uno de los métodos más novedosos que tiene la cirugía estética. Pero se recomienda solo cuando el paciente además de aumentar sus piernas quiere eliminar cúmulos de grasa antiestéticos en otras partes del cuerpo, con lo que se consigue mejorar aun más la forma, este método es mejor conocido como lipotransferencia de piernas.

Procedimiento

La grasa que se va a utilizar se obtiene por liposucción de otras zonas del cuerpo y se somete a una preparación para obtener únicamente las células intactas. La extracción de la grasa se realiza bajo anestesia local preferentemente en el abdomen o las caderas con una cánula de al menos 3mm de diámetro, para evitar que los adipocitos se rompan. Una vez extraída la grasa donante se procesa mediante un sistema de decantado y purificación del material graso que mejora su supervivencia en la zona receptora.

En la segunda fase se extrae sangre del paciente y se centrifuga para obtener los factores de crecimiento que son proteínas responsables de la regeneración de los tejidos y de la creación de nuevos vasos  sanguíneos. La optimización consiste en aplicar los factores de crecimiento al tejido graso, lo que aumentará la supervivencia del mismo en la zona receptora.

La introducción de la grasa se realiza a través de dos incisiones distales y  mediante cánulas muy finas, depositándola en distintas profundidades y en forma de perlas. Esta distribución favorece la fijación del lipoinjerto en la zona receptora. Se calcula que el paciente pierde un 30 % de volumen tras la inyección. Y como en la pierna el tejido subcutáneo es muy denso y el espacio es pequeño no se pueden inyectar grandes volúmenes. En lo referente a las pantorrillas existen dos zonas cercanas muy importantes, rodillas y tobillos, que en muchas ocasiones también se remodelan en el mismo acto.

Pacientes idóneos

La técnica está indicada sobre todo en aquellos pacientes que tienen suficiente zona donante de grasa y no quieren implantes, o en algunos casos sirven para resolver pequeñas asimetrías que se producen con los implantes, pero hay que tomar en cuenta que sin zonas donantes no se puede realizar esta técnica. Esta cirugía esta indicada para todos los hombres y mujeres que se sienten desconforme con el aspecto de sus piernas y ven en esta intervención la solución, ya que presenta muy bajos riesgos, siendo muy segura y tiene como una de las principales ventajas el no dejar cicatrices, la intervención es menos dolorosa y agresiva, además como la grasa es del propio paciente, grasa autóloga, se evitan problemas de rechazo y tiene un resultado más natural.

Normalmente quienes recurren a esta cirugía son personas que a pesar del trabajo en gimnasios no han podido ver resultados o que han sufrido alguna atrofia muscular por enfermedad o accidente. Lo importante como en toda cirugía, es contar con un buen estado de salud, realizarse los exámenes previos y sobre todo fijar las expectativas correctas con el cirujano.

Resultados

Los resultados son inmediatos, sin embargo el resultado o el volumen final se aprecia a partir del tercer mes después de la intervención, aunque la corrección estable debe evaluarse transcurridos 6 meses de la intervención puesto que existe un periodo de reabsorción de la grasa inyectada. Sin embargo debemos tomar en cuenta que en general el resultado que deja la lipotransferencia en las piernas es más modesto que con los implantes, ya que estos contribuyen mucho más a la forma de la pierna al incrementar la proyección. Es por este motivo que la lipotransferencia es uno de los métodos más elegidos por los pacientes, no solo en piernas sino en otras partes del cuerpo.

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre las cánulas para lipotransferencia de INEX?

Si deseas saber más sobre las cánulas de INEX puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de takazart vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field