Los rellenos faciales son soluciones temporales pero duraderas diseñadas con el propósito de reducir las arrugas o aumentar el volumen de los labios, las cuales son administradas a través de unas pocas inyecciones pequeñas en áreas específicas de la cara.

El Ácido Hialurónico es un polisacárido que se encuentra de manera natural en la piel y en otros tejidos, y es un componente clave de la matriz extra-celular. La función principal de esta molécula de aspecto esponjoso, es la de absorber el agua, lo cual crea un volumen encima de la piel. El ácido hialurónico es un humectante interno que produce el propio organismo, pero su producción disminuye a medida que envejecemos, lo que genera una pérdida de volumen y la apariencia de líneas finas, arrugas y pliegues en la piel.

Los rellenos a base de ácido Hialurónico, son totalmente naturales. Mediante este tipo de producto se pueden corregir arrugas y patas de gallo alrededor de los ojos, así como líneas de expresión y alrededor de la boca. También son eficaces en el tratamiento de los pliegues nasolabiales entre la nariz y los labios y para el adelgazamiento de los labios.