bioxet

Conseguir una buena y eficaz depilación es una de las preocupaciones más importantes para la mujer, cada vez más interesada en aumentar su belleza e higiene personal. Aunque en el mercado existen muchos sistemas para acabar con el vello, la elección de uno u otro depende fundamentalmente de las necesidades de cada una y de importantes factores como las características de nuestra piel, el tipo de vello y la zona que se quiere depilar.

Conocer las principales ventajas e inconvenientes de los diversos tipos de depilación que se puede llevar a cabo en casa ayuda a escoger el que más nos conviene para obtener los mejores resultados.

Métodos de Depilación

a) Afeitadora
b) Cera
c) Crema Depilatoria
d) Láser

Las zonas que suelen depilarse las mujeres son las axilas, las piernas y todo aquel vello que no se considere propio del sexo femenino pero que puede aparecer por la pequeña cantidad habitual de hormonas del sexo masculino: la zona del bigote (bozo), la barriga, los pezones y las nalgas. En algunos casos, muy raros, se puede llegar a tener verdadera barba. Los brazos a veces también se depilan, pero lo habitual es que se decoloren. El área de la entrepierna también suele depilarse, sobre todo en verano, y se le llama cavado.

En los hombres, sin embargo, las zonas donde es más habitual realizarse la depilación son las piernas, el tórax, la espalda y los hombros. Algunos hombres se depilan el entrecejo. Habitualmente, los hombres sólo se depilaban si practicaban algún deporte que lo requiriera (atletismo, natación, ciclismo, patinaje, etc.), pero hoy en día son muchos los que lo hacen por motivos estéticos.