Conoce todo sobre las cánulas y la lipotransferencia

La flacidez normalmente se ve reflejada a partir de los 30 años, sin embargo esta se puede ver acelerada y aparecer antes de esta edad por múltiples factores como pérdida de peso o incluso por una alimentación deficiente. Con los cambios repentinos de peso se pierde grasa y la piel queda ligeramente descolgada y con una menor tonicidad, pero uno de los factores a los que todos estamos expuestos es el paso del tiempo, con este la piel se vuelve más fina y menos elástica, nuestros músculos pierden tono y volumen, así como el tejido graso bajo la superficie de la piel.

Esta se ve prácticamente en todo el cuerpo, pero las zonas más comunes son las piernas, el abdomen, los brazos, el cuello y en gran parte del rostro. Sin embargo gracias a los avances de la ciencia en la actualidad contamos con un novedoso método que se destaca en la cirugía estética, se trata de una técnica segura que ayuda a reconstruir o regenerar las zonas que son más vulnerables para la aparición de la flacidez.

La lipotransferencia

La lipotransferencia es uno de los métodos más novedosos que tiene la cirugía estética, forma parte de la medicina regenerativa o reconstructiva y cada día se destaca más, todo esto debido a su eficacia a la hora de aumentar el volumen de zonas como los senos y glúteos. Se trata pues de un método que consiste en extraer grasa de ciertas zonas del cuerpo y colocarla en otra zona que necesite corrección de imperfecciones o para dar más volumen en una zona especifica que el paciente desee. La  lipotransferencia es un proceso bastante seguro y libre de rechazos porque se usa la misma grasa del cuerpo para realizar dichas correcciones o aumento de tamaño.

Aplicación del procedimiento

La lipotransferencia en otras palabras es la combinación de las técnicas de liposucción y relleno, con la primera se realiza la reducción y moldeado de zonas conflictivas del cuerpo y se utiliza esa misma grasa como material de relleno para aumentar y moldear la zonas deseadas. Consiste entonces en extraer grasa de aquellas zonas donde se acumula normalmente como el abdomen o los muslos, de esta manera se rediseña la silueta completa o el contorno corporal y a su vez se logra remodelar  a medida que se va colocando la grasa autóloga en la zona que se desee rellenar.

Este método se realiza bajo anestesia local, en primer lugar se realiza la marcación y la liposucción en las zonas donantes, con lo cual se brinda al paciente grandes beneficios en estas áreas y a su vez se garantiza total compatibilidad debido a que se está extrayendo la grasa autóloga, seguidamente se optimiza la grasa extraída mediante un determinado método para luego ser inyectada  con el uso de una cánula especial a través de pequeñas incisiones.

Esta cirugía supone un gran avance ya que como se menciono se trata de un dos en uno altamente eficaz ya que la utilización de la grasa del propio paciente como material de relleno para restaurar y dar volumen a zonas como pechos o labios evita la utilización de materiales sintéticos o semisintéticos que pueden ocasionar posibles complicaciones o reacciones a un cuerpo extraño y posterior rechazo.

Resultados

Los resultados obtenidos son muy satisfactorios tanto en casos de cirugía estética como reparadora, en pequeñas y grandes cantidades ya que en nuestra grasa hay un 5% de células madre que regeneran los tejidos. La cantidad de grasa que se extrae del paciente depende de la zona que recibirá la aplicación de ese material. Por ejemplo, en el caso de los glúteos, es necesaria una cantidad mayor de tejido adiposo para lograr el resultado buscado. El área de extracción suele ser el abdomen, aunque también puede ser alguna otra, como las caderas.

Cuando se realiza la extracción, no solo se retira el tejido, sino también otros componentes, los cuales pasan por una suerte de filtrado, a través de lo más moderno en esta clase de procesos. De esa manera, se asegura que la grasa transferida sea lo más pura posible, propiciando una buena y rápida reabsorción por parte del organismo, y evitando indeseables efectos secundarios.

Cánulas para lipotransferencia

Las cánulas para lipotransferencia están compuestas por 3 partes, un tubo de metal de acero inoxidable, un puerto de inyección de grasa en uno de los extremos y una plataforma de plástico de color de acuerdo a la norma ISO. En la estructura de las cánulas de lipotransferencia, se destaca su base Luer lock, que permite adaptarse a cualquier accesorio. Es de esta forma es posible fijar en el tubo la jeringa que se utilizará, sea para la inyección o para la extracción de tejido graso de la parte del cuerpo elegida.

También es importante destacar que las cánulas para lipotransferencia poseen un extremo romo atraumática, que protege el eje neurovascular. Esto significa que dichas cánulas evitan el trauma ocasionado por las agujas convencionales, además de las posibles marcas derivadas de la infiltración de sangre en el tejido, garantizando una experiencia más llevadera y tranquila al paciente que se somete al procedimiento.

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre las cánulas para lipotransferencia de INEX?

Si deseas saber más sobre las cánulas para lipotransferencia de INEX puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de xusenru vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field