Tratamiento con hilos de polidioxanona para eliminar la flacidez de las piernas

Por lo general unas piernas son bonitas cuando van en consonancia con el resto del cuerpo, así las personas con tendencia a tener más curvas tendrán unas piernas más contorneadas y las personas más delgaditas tendrán más tendencia a hacia unas piernas largas y menos sinuosas. Y lo bueno es que así debe ser, porque si cambiamos  ambos casos de manera que una persona con curvas tuviera piernas más delgadas y viceversa, ninguno de los dos casos se vería estético.

Las piernas y su flacidez

La flacidez en las piernas es un problema estético común y para poder corregirlo se necesita de mucha constancia y de mucho esfuerzo, ya que además de una rutina de ejercicios se necesita diariamente de una buena hidratación y alimentación. Sin embargo hoy en día existe una técnica novedosa para combatir la flacidez en muchas zonas del cuerpo, incluyendo las piernas, se trata de una técnica con suturas de polidioxanona.

Suturas de polidioxanona

Los hilos de polidioxanona (PDO) son unos hilos tensores finos que se implantan a nivel de la dermis para conseguir un efecto lifting sin cirugía y sin anestesia local. La polidioxanona es un material reabsorbible y totalmente compatible, muy empleado en cirugía cardiaca, ya que ayuda a la cohesion de las células. Se obtiene de la p-dioxanona. Una vez implantados estos hilos tensores producen un doble efecto de lifting, por un lado cada hilo genera una fibrosis tensora en los tejidos circundantes. Este proceso regenera los tejidos aledaños. Por otro lado se induce la génesis de colágeno y elastina, proteínas que mantienen unidos los tejidos y que, por tanto son responsables de la tersura y firmeza de la piel.

Suturas de polidioxanona en piernas

Estos hilos tensores son utilizados para mejorar la parte de las rodillas, ingle o muslos, alcanzando sus mejores resultados en zonas donde no hay un gran exceso de grasa, como la parte interna de los muslos o en las ingles. Si tienes exceso de piel en estas zonas, quizás los hilos tensores no son tu mejor opción. Es importante mencionar que este tratamiento debe ser realizado por profesionales con experiencia en el tema, de lo contrario corres el riesgo de que los resultados pueden tener efectos negativos en las rodillas, ya que si los hilos no son colocados de la manera adecuada puede causar problemas de movilidad y también puede haber un mayor riesgo de infección en el área de la rodilla y si sucede, entonces los hilos tendrían que ser eliminados.

Procedimiento

El tratamiento tiene una duración aproximada de entre 30 y 60 minutos, se realiza de manera ambulatoria en una sola sesión y no requiere hospitalización ni anestesia general. El profesional en medicina marca en la piel una serie de vectores para identificar las zonas que deben ser tensadas. Los hilos de polidioxanona se implantan a nivel dérmico mediante finas agujas y estos, se van depositando formando una red de vectores que cubre los tejidos más afectados por la flacidez.

El número de hilos implantados varía según la necesidad de cada paciente, aunque por lo general suelen implantarse entre 100 y 120 hilos en la cara interna de los muslos. Una de las principales ventajas de este procedimiento es que una vez implantados los hilos el paciente puede retomar su actividad normal inmediatamente, solo debe evitar los masajes o presiones intensas en las zonas tratadas. Luego de 15 días es recomendada una revisión para constatar la corrección y valorar si el paciente necesita la colocación de más cantidad de hilos para tensar la piel de la zona tratada.

Resultados

Los resultados son inmediatos y continúan mejorando durante las siguientes semanas después de haber colocado los hilos. La formación natural de colágeno en el tejido de la piel, eventualmente rodeará los hilos, lo que los fortalecerá. El paciente puede notar algunas sensaciones como, hormigueo durante varios días después de someterte al procedimiento, en ese caso puede colocar bolsas de hielo sobre la zona tratada y tomar los analgésicos que su cirujano le haya recetado para calmar el dolor y la hinchazón.

La mayoría de las personas retoman las actividades normales en cinco días, inmediatamente después de implantar los hilos se percibe un efecto de tensión o lifting en la zona tratada, fruto de la fibrosis tensora producida por los filamentos de polidioxanona. Transcurridos 2 ó 3 meses desde el procedimiento, comienzan a actuar las nuevas fibras de colágeno y elastina estimuladas por los hilos, alcanzando en este tiempo los resultados definitivos, una piel más elástica y firme, mejora visible de la flacidez en la zona tratada y mejora en el tono de la piel.

El organismo absorbe los hilos tensores tras 8 meses desde su implantación, por acción enzimática o por hidrólisis. Durante todo este tiempo, los fibroblastos siguen activos produciendo fibras de colágeno. Los resultados de los hilos tensores de polidioxanona tienen una duración aproximada de entre 1 y 2 años, que puede variar según el estado de la piel del paciente y de sus circunstancias personales, como el estilo de vida o el componente hereditario.

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre las Suturas de Polidioxanona de Neogenesis?

Si deseas saber más sobre Suturas de Polidioxanona de Neogenesis puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de adamkontor vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field