¿Cuáles son las causas que ocasionan la alopecia infantil?

La caída de cabello en los niños es un proceso de renovación capilar que ocurre de forma normal, así como también sucede en los adultos. Este proceso ocurre de forma equilibrada y aleatoria entre los números de cabellos que se caen y el de los que crecen, es por esta razón que se hace difícil notarlo. Sin embargo se suele apreciar en ocasiones que el número de cabellos que caen es mayor al que crece en el niño, dejando así áreas despobladas por completo en la cabeza conocidas como calvas. Esta pérdida de cabello en los niños se acelera a veces sin conocer el por qué, y es que existen muchos motivos por el cual la caída del cabello en niños ocurre y puede llegar a generar traumas tanto a los padres como al menor. Pero afortunadamente alrededor del 60% de los casos de alopecia infantil recuperan el cabello gracias a tratamientos.

Alopecia infantil

Se habla de alopecia infantil cuando el niño tiene pérdida de cabello localizada o generalizada, de forma temporal o definitiva sin importar cual sea su origen o tipo. Sabemos que la infancia es una etapa de la vida en la cual se producen gran cantidad de cambios en el cuerpo, pero la caída del cabello en gran cantidad no es normal, por eso debemos recordar que el cabello pasa por tres etapas y lo hace de forma cíclica, etapa de crecimiento o anágena que dura entre 2 y 6 años, donde el pelo tiene un crecimiento de 1cm/mes. Etapa de reposo o catágeno la cual tiene una duración alrededor de las 3 semanas y la etapa de caída o telógena, en esta etapa hay una caída de 100 cabellos por día aproximadamente durante un periodo que ronda los 4 meses.

La alopecia infantil puede tener muchos orígenes, pero se clasifican en cicatriciales y no cicatriciales, en cualquiera existe un desprendimiento del cabello desde el folículo, sin embargo en el caso de las no cicatriciales el folículo sufre cambios funcionales que podrían ser recuperables, la única excepción es la alopecia androgenética que es lentamente progresiva e irrecuperable. Y en el caso de la cicatricial existe una destrucción del folículo que lo hace irrecuperable.

Causas

Alopecia por alteraciones psicológicas: Es común que se origine la alopecia por tics o manías que los niños padecen con frecuencia, sin embargo en estos casos es importante tratarlos en cuanto antes, pues pueden estar relacionadas con alteraciones psicológicas como anorexias nerviosas o tricotilomanía.

Alopecia por Tracción en el cabello: Esta es ocasionada por un excesivo estiramiento del cabello, no es una enfermedad ni mucho menos una afección causada por patógenos o virus, esto es debido a tipos de peinados, por ejemplo trenzas muy apretadas que provocan una tensión en el cabello de forma constante y paulatina que pueden terminar arrancando el cabello.

Alopecia por hongos: Esta es una de las causas más comunes de la alopecia infantil, esto es una afección micótica denominada como tiña del cuero cabelludo, es una infección por hongos que afectan el cuero cabelludo produciendo zonas peladas, con pelos enfermos, cortos y quebradizos. Este tipo de alopecia es contagiosa, incluso puede ser provocada por el contacto con algunos animales.

Alopecia por enfermedades: Existen algunas patologías como la anemia o alguna carencia de proteínas en la alimentación del niño, el estrés, la ansiedad o incluso la toma de algunos medicamentos y tratamientos, por ejemplo quimioterapia, que pueden provocar la alopecia infantil. En estos casos normalmente cuando se concluye el tratamiento o se trata la causa del problema tiende a remitir la alopecia.

Alopecia por dermatitis seborreica: Esto se origina por una enfermedad del cuero cabelludo en la cual las glándulas sebáceas producen más sebo de lo normal, seborrea, por lo tanto el cuero cabelludo del niño se cubre con una capa extra de grasa, lo que impide el correcto desarrollo del folículo piloso y esto ayuda a la caída del pelo. Se puede lograr a controlar la caída del cabello en poco tiempo si se busca ayuda dermatológica y se aplica el tratamiento adecuado.

Alopecia androgenética: Constituye la forma más frecuente de alopecia en el adulto y a partir de la adolescencia. Cuanto más precoz sea el inicio más severo será el cuadro. Es importante detectar una alteración hormonal subyacente como una pubertad precoz o un síndrome de ovario poliquístico si el caso de las mujer.

Alopecia areata: En algunos casos está considerada como una enfermedad autoinmune. Los menores sufren la caída del cabello en parches o a bocados. Este tipo de calvicie infantil tiene una síntomas similares a los de la infección por hongos, solo que en este caso los folículos pilosos están inflamados debido a causas ajenas a las micóticas. En la mayoria de los casos los niños que son más propensos a padecer este tipo de calvicie son los que sufren enfermedades autoinmunes crónicas y temporales, trastornos de tiroides, vitíligo y alergias a químicos. En algunos pacientes se ha detectado alopecia areata como reacción posterior a una intoxicación medioambiental.

Alopecia occipital: Este tipo de alopecia se desarrolla en los primeros meses de vida debido a la evolución del ciclo folicular durante la etapa fetal y neonatal, y en la mayoría de los casos se le atribuye de forma errónea a la posición, roce o fricción que tiene el niño al momento de dormir. En la semana 20 de gestación el cuero cabelludo presenta folículos en su primera etapa de desarrollo, etapa de crecimiento o anágeno, los cuales van de forma progresiva entrando en la etapa de caída o telógeno, esto ocurre con todos los folículos a excepción de los que están ubicados en la región occipital, los cuales permanecerán en la etapa de crecimiento hasta el nacimiento del niño, es en este momento en el que de forma brusca entran en la etapa de caída, y esto puede durar alrededor de las primeras 12 semanas.

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre los tratamientos contra la alopecia con Biofibre?

Si deseas saber más sobre los tratamientos contra la alopecia con Biofibre puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de PublicDomainPictures vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field