Rejuvenecimiento facial con lipotransferencia

La lipotransferencia facial o relleno facial con grasa es una intervención que consiste en rellenar, rejuvenecer y mejorar el volumen de algunas zonas de la cara. Conforme envejecemos, la grasa facial se va perdiendo lo que contribuye a un aspecto de mayor edad, cansado y al descolgamiento de la piel de la cara. Además la piel se vuelve más fina logrando verse las venas por debajo de la piel, lo cual es un claro signo de envejecimiento y por último esta pérdida de volumen y calidad de la piel conlleva a la aparición de las arrugas.

Rejuvenecimiento facial con grasa propia

Lo más habitual es someterse a técnicas de rejuvenecimiento facial mediante cirugías, pero para aquellas personas que no desean someterse a técnicas tan invasivas o tienen cierto temor, hay alternativas.

La Lipotransferencia facial como su nombre lo indica consiste en transferir la grasa del propio paciente a la zona facial deseada para devolverle tersura al rostro y restarle así años. De esta manera se resaltan labios y pómulos, haciéndolos más tersos y prominentes, se corrigen surcos de expresión nasogenianos y bucales y se rejuvenece el ovalo de la cara tensando el arco. Una técnica sencilla y muy eficaz recomendada regularmente en pacientes que empiezan a presentar síntomas de flacidez en el rostro o incluso en personas que sufren pequeñas asimetrías faciales, siendo un tratamiento ideal porque restaura de manera natural el volumen perdido con el paso de los años, sin hacer uso de ningún producto sintético ni artificial, solo con grasa del propio cuerpo.

Procedimiento

El procedimiento no es complicado. Lo primero es extraer grasa del paciente, normalmente de la zona del abdomen y la cara interna de los muslos. La razón es que la grasa localizada en esta zona es más rica en células madre que podrán reproducirse con mayor facilidad.

Esta grasa se prepara adecuadamente para obtener el tejido graso útil y posteriormente se inyecta a través de cánulas en el rostro en pequeñas cantidades en las zonas según sea el caso por ejemplo, pómulos, frente, zona pre-temporal, surcos nasogenianos (al lado de labios y nariz) y nasoyugales (zona inferior de las orejas).

Una técnica especialmente practica para muchas personas, porque se realiza en muy poco tiempo y con anestesia local, aunque suele realizarse una pequeña sedación para mayor comodidad del paciente. Además la recuperación es muy rápida y apenas se sufre una inflamación que desaparece en pocos días. Este procedimiento no deja cicatrices visibles, ya que la grasa se inyecta a través de unos muy pequeños orificios de menos de un milímetro con cánulas para lipotransferencia.

Ventajas de la lipotransferencia facial

Una de las principales ventajas de este procedimiento es que los resultados se pueden apreciar casi desde el primer momento, una vez desaparecida la inflamación se notara mejor definición de los pómulos y de la línea de la mandíbula, así como la desaparición de surcos de expresión, lo que da más luminosidad al rostro y le aporta un aire mucho más juvenil.

Además esta técnica ofrece otras ventajas interesantes, como el hecho de que al usar grasa del propio paciente no hay riesgo de ningún tipo de rechazo. Asimismo, correctamente realizada, los resultados serán duraderos, ya que la posibilidad de reabsorción de la grasa es muy pequeña, siempre y cuando la realicen especialistas en el área.

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre las cánulas para lipotransferencia de INEX?

Si deseas saber más sobre las cánulas para lipotransferencia de INEX puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de BenFilm vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field