Consejos y tratamientos para mejorar la apariencia del cuello y escote

Sin lugar a dudas uno de los principales atractivos de la belleza femenina es el cuello, ya que es considerado por pintores, fotógrafos, escultores, diseñadores  de moda y demás artistas, un elemento esencial del porte y la figura de la mujer. Además gracias a sus diferentes movimientos y posiciones se revelan actitudes como altivez, gracia, timidez y dulzura.

Sin embargo el cuello es en donde se revelan los primeros signos de envejecimiento, al igual que alrededor de los ojos. Es justo el lugar en el que el paso de los años se encarga de dejar huella, esto es debido a que en la zona del cuello la piel es muy fina, las mujeres no tienen folículos pilosos, por lo que las glándulas sebáceas también están en bajas cantidades lo que ocasiona que la piel sea más fina, sensible y seca. Además la musculatura del cuello suele ser más débil y al ser una zona vertical sufre las consecuencias de la ley de la gravedad y se descuelga.

Señal de envejecimiento

Una de las señales más evidentes del envejecimiento es la falta de firmeza en la piel. Conforme vamos teniendo más edad, esta pierde la elasticidad que tenía en la juventud, por lo que se suelta o adquiere una apariencia flácida. Muchas veces la causa son factores genéticos y otras el exceso de radicales libres debido al consumo de tabaco o exceso de estrés. Aunque no es posible retroceder el tiempo, puedes ser proactivo y probar diferentes tratamientos caseros y médicos para estirarte la piel del cuello.

Limpieza

A diario debes retirar de la superficie de la piel las impurezas, maquillaje y rastros de contaminación entre otros agentes perjudiciales. Es recomendable realizar la rutina de limpieza dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche justo antes de acostarse. Utiliza agua tibia y un producto de limpieza suave.

De acuerdo con los especialistas en el tema, la limpieza prepara el camino para la correcta penetración de los ingredientes activos contenidos en los productos para el cuidado de la piel.

Ejercita los músculos del cuello

Existen varios ejercicios que proporcionan una buena  combinación de estiramiento y trabajo de los músculos del cuello y de la parte inferior de la cara. Repítelos una o dos veces al día, pues podrían fortalecer tu cuello de modo que se vea más firme.

1-coloca una mano sobre tu frente. Presiona tu cabeza contra ella sin dejar que avance. Debes sentir que los músculos de tu cuello están trabajando. Mantén esta posición durante 10 segundos más o menos. Después agárrate las manos detrás de tu cabeza y empuja hacia atrás para crear presión. Nuevamente mantén la posición durante unos 10 segundos.

2- Siéntate con la espalda recta. Inclina tu cabeza hacia atrás de modo que tu mentón quede apuntando hacia el techo y mantén los labios cerrados. Luego, mueve la boca como si estuvieras masticando y sentirás trabajar los músculos de cuello y cara. Repite este movimiento unas 20 veces.

Consume mucha agua

La piel hidratada es generalmente más rellena y firme y esta menos propensa a colgarse o arrugarse. Consumir suficientes agua todos los días te ayudara a estirar la piel del cuello.

Debes beber al menos 8 vasos de agua al día para mantenerte hidratada si eres mujer y de 10 a 12 vasos si eres hombre. Los atletas y las mujeres embarazadas requieren de hasta 16 vasos de agua al día

Consume una dieta saludable

Está comprobado que una dieta que contenga una nutrición bien equilibrada podría protegerte la piel. Las dietas con alto contenido de grasas y azucares podrían desacelerar la renovación de las células.

Los alimentos con alto contenido de vitamina A y betacaroteno, incluidas las frutas y verduras como la frambuesas y zanahorias, podrían aumentar la renovación de células para que tu piel este más saludable. Y los alimentos con alto contenido de ácidos grasos como las nueces o el aceite de oliva podrían contribuir a que las células de la piel se mantengan hidratadas.

Evita Fumar

Fumar acelera el proceso natural de envejecimiento de la piel, pues cambia la irrigación sanguínea hacia ella.

Evita la exposición  solar

La radiación ultravioleta que está presente en los rayos solares acelera el proceso de envejecimiento natural separando las fibras de colágeno y elastina que mantiene firme la piel. Reducir o evitar la exposición al sol podría contribuir a que la piel retenga su firmeza por más tiempo.

De forma diaria y varias veces al día, según tus actividades, aplica un protector solar sobre la piel que cubra al cuello, incluyendo orejas, escote y parte de los hombros, zonas constantemente expuestas a los rayos del sol. Colócate un protector solar de amplio espectro y FPS elevado cuando estés al aire libre.

Utiliza cremas humectantes

Utilizar a diario cremas humectantes específicas para tu tipo de piel ayuda a estimular la producción de colágeno y elastina. Tener la piel bien hidratada contribuye a que tu cuello este más firme.

Tratamientos médicos que te ayudan a conseguir una piel más firme

Existen diversos tratamientos médicos para ayudar a devolverle la juventud y firmeza de la piel del cuello y escote, entre ellos se encuentran:

Rellenos de tejido blando

Existen varios tipos de rellenos de tejidos blandos, como la grasa, el colágeno y el ácido hialurónico. Estos son inyectados en el área del cuello para contribuir a rellenar y reafirmar la piel.

Lifting de cuello sin cirugía

Si tienes la piel muy flácida en el cuello, el lifting puede ser una buena opción.

Las suturas de polidioxanona son la nueva generación de hilos tensores, cuya función es aportar el estimulo necesario para que la propia piel del paciente produzca de forma natural el colágeno responsable de reposicionar los tejidos y aportar firmeza.

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre estos tratamientos médicos?

Si deseas saber más sobre estos tratamientos médicos puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de lunita lu vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field