Ácido Hialurónico y sus propiedades

El Ácido Hialurónico es una molécula que se encuentra en grandes cantidades en nuestro organismo, puesto que forma parte de numerosos tejidos y órganos como los cartílagos o la propia piel. A medida que la edad avanza la presencia de esta sustancia va disminuyendo considerablemente y es a partir de  los 35 años aproximadamente que la forma del rostro comienza a cambiar como consecuencia del descenso de nuestro capital de ácido hialurónico. Esto provoca la perdida de volumen y de firmeza y la aparición de arrugas, y por lo tanto el envejecimiento de la piel.

El ácido hialurónico es junto al colágeno nuestro gran aliado en la lucha contra la pérdida del volumen y las arrugas producidas por el paso del tiempo.

Principales Propiedades del Ácido Hialurónico

Entre las principales propiedades del ácido hialurónico tenemos la hidratación, amortigua golpes, repara tejido, ayuda en la estructuración de los cartílagos, antiedad y elimina los radicales libres.

Hidratación

La característica principal del ácido hialurónico es su gran capacidad para atraer y retener el agua, por lo que en cosmética se ha convertido en uno de los ingredientes más utilizados en cremas y tratamientos antiedad. En su uso tópico aporta grandes dosis de hidratación a la piel, además de darle un aspecto más terso y ayudar a rellenar las pequeñas arrugas y líneas de expresión.

Como mencionamos anteriormente el proceso de envejecimiento conlleva progresivamente a la reducción en la síntesis de ácido hialurónico y con ello la capacidad de nuestro organismo para retener el agua en las células y tejidos.

Amortigua Golpes

Es un gran amortiguador de golpes, el hialuronato de sodio presente en el fluido sinovial es el encargado de ejercer esta función y reducir las fricciones entre los huesos, mejorando considerablemente los problemas de movilidad.

Repara Tejidos

Interviene en la reparación de los tejidos, en este sentido, la regeneración de los tejidos es útil tanto en el sector de la estética como en el médico. Esta propiedad del ácido hialurónico y su alta presencia en las articulaciones han permitido desarrollar métodos de infiltración para combatir la osteoartritis.

Ayuda en la estructuración de los cartílagos

Tiene un papel estructural en los cartílagos, debido a la complejidad molecular del mismo.

Antiedad

El ácido hialurónico participa activamente en dos procesos vitales de una célula, la división y proliferación. La renovación celular es un suceso esencial en el envejecimiento. Como el hialurónato tiene capacidad para promover esta renovación, desempeña un papel importante en los cosméticos que integran este principio activo.

Elimina los radicales libres

Contribuye en la eliminación de radicales libre, mejorando el estado de la piel y protegiéndola frente a los rayos ultravioletas del sol. Algunos protectores solares incorporan un pequeño porcentaje de ácido hialurónico reticulado para mantener la piel sana durante largos periodos frente al sol. Así también se ayuda a mantener el material genético (ADN yARN) protegido de las mutaciones causadas por estas radiaciones.

Ácido Hialurónico en el mundo de la estética

Por todas estas propiedades el ácido hialurónico es utilizado en el mundo de la estética para:

  • Rellenar arrugas  y dar volumen de los labios
  • Corregir líneas de expresión y pequeñas arrugas
  • Elevar las cejas
  • Perfilar los pomulos y mentón
  • Rellenar depresiones, pliegues y otros defectos

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre el Ácido Hialurónico?

Si deseas saber más sobre Ácido Hialurónico puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de Guilherme Kardel vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field