La Flacidez en el rostro y su tratamiento

La Flacidez del rostro es un síntoma que aparece con el paso del tiempo debido a que a medida que envejecemos nuestra piel va perdiendo elasticidad y colágeno, sumado a esto una mala alimentación, llevar una vida sedentaria, una excesiva exposición solar y factores como el estrés o la depresión causan que la piel facial muestre signos de flacidez prematuros.

¿Por qué aparecen las arrugas y la flacidez?

El rostro es la carta de presentación de uno mismo y de su edad. Aunque seamos jóvenes o nos sintamos jóvenes, la flacidez que puede aparecer en la parte media e inferior de la cara nos aportara una imagen más envejecida, sumándonos más años de los que realmente tenemos.

La piel se mantiene joven, tersa y con un aspecto saludable gracias a la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico. El paso de los años además de disminuir el grosor de la piel, reduce la cantidad de producción de colágeno y elastina, lo que provoca la aparición de las temidas arrugas, los pliegues y descolgamiento de la piel, y en definitiva la flacidez facial.

Una segunda oportunidad para tu rostro

Los hilos tensores de Neogenesis brindan una segunda oportunidad, ya que ofrecen la posibilidad de rejuvenecer la cara, un efecto lifting que logrará hacer que el rostro recupere su tensión y aspecto rejuvenecido, en definitiva que la piel luzca con mayor vitalidad y se vea radiante.

Además de conseguir mejorar el aspecto exterior del rostro, los hilos tensores provocan que el organismo poco a poco vaya recuperando la producción de colágeno.

Aplicación de hilos de polidioxanona

Se trata de una técnica muy segura, indolora y con resultados inmediatos, cuyo principal fin es el tensado cutáneo mediante la inserción de hilos en la dermis con una aguja guía. La principal ventaja reside en que no requiere de un largo reposo tras su aplicación y además no es necesaria la hospitalización del paciente ni el uso de anestesia general.

No se trata de una nueva práctica surgida en el campo de la medicina estética, de hecho, estas suturas se llevan aplicando en este campo desde hace años. Lo que ha supuesto un gran avance es una nueva generación de hilos que están fabricados de polidioxanona PDO, un compuesto biológico totalmente compatible y reabsorbible por el cuerpo, que no produce alergias y es muy utilizado en intervenciones de corazón.

En definitiva encontramos en las suturas de Neogenesis un tratamiento estético poco agresivo con grandes resultados y muchos beneficios añadidos.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Primero se anestesia la zona a tratar con anestésico local, similar al que usan los dentistas. Una vez anestesiada la zona, se inyecta el hilo tensor el cual tiene unos pequeños ganchos que lo fijan a la piel.

Este hilo va a provocar una formación de colágeno nuevo que es el que va a reforzar la piel y hacer que recupere el tono y la firmeza

Este procedimiento se realiza sin cicatrices ni puntos de sutura y se utiliza para

  • Levantar los pómulos y tensar el contorno de los ojos
  • Tensar y dar firmeza al ovalo facial
  • Reafirmar el cuello y papada
  • Elevar la caída de las cejas

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre las Suturas de Polidioxanona de Neogenesis?

Si deseas saber más sobre Suturas de Polidioxanona puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de Xtream_i vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field