Diferencias entre Ácido Hialurónico y Botox

Debido a que día a día son más los hombres y mujeres que acuden a las consultas estéticas buscando el tratamiento menos invasivo que logre hacerlos ver mejor, el mundo de la estética ha ido evolucionando y muestra de ello son los tratamientos como el Botox y Ácido Hialurónico que se han convertido en las más populares practicas elegidas por médicos y pacientes pues tienen el efecto de rejuvenecer la apariencia del rostro, pero existen muchas diferencias entre ellas y a continuación mencionamos las más relevantes.

Botox y su aplicación

El Botox es la marca comercial de la toxina botulínica, es una toxina muy poderosa que tiene como efecto la relajación de los músculos de forma temporal, se utiliza con fines estéticos para evitar o disminuir la formación de arrugas, ya que  cada vez que nos expresamos, reímos o lloramos, los músculos de la cara se contraen y con el paso del tiempo la actividad de estos músculos producen arrugas como las líneas de la frente y entrecejo por nombrar algunas.

Su aplicación es poco invasivo, rápido e indoloro, es de aplicación rápida y los pacientes pueden continuar su ritmo de vida habitual sin inconvenientes. Se aplica mediante micro-inyecciones directamente sobre el musculo responsable de la formación de la arruga y al relajarlo temporalmente previene la formación de nuevas líneas de expresión, ya que su efecto impide la profundización de las arrugas existentes y la formación de nuevas actuando de manera preventiva. La pérdida del efecto es gradual y la duración de sus resultados es de 4-6 meses aproximadamente dependiendo del metabolismo de cada paciente, la técnica de aplicación y dosis utilizada.

Ácido Hialurónico y su aplicación

El Ácido Hialurónico es una molécula que se encuentra en forma natural y permanente en nuestra piel, su función es la de retener agua, aportando hidratación y volumen aumentando en forma considerable su tamaño para así rellenar la piel desde adentro. A medida que nos vamos haciendo mayores la presencia de esta sustancia va disminuyendo considerablemente y el organismo va perdiendo su capacidad de reponerla. A partir de los 35 años la forma de nuestro rostro comienza a cambiar como consecuencia del descenso de nuestras reservas de Ácido Hialurónico, el resultado es la perdida de volumen, firmeza  y la aparición de arrugas que dan al rostro una apariencia envejecida y cansada.

El Ácido Hialurónico comenzó a usarse en el mundo de la estética como un tratamiento antiarrugas en la década de los 90’, en forma de viables inyectables que consiguen de manera prácticamente inmediata devolver a la piel su volumen inicial e hidratarla en profundidad, mejorando también su tersura y luminosidad. Así se corrigen los primeros signos del envejecimiento cutáneo manteniendo nuestra piel joven por más tiempo, esto es gracias a que la aparición de arrugas y la flacidez asociadas al paso de tiempo se produce en gran parte por la pérdida de hidratación en la piel que provoca la disminución de Ácido Hialurónico y de la capacidad de nuestro organismo para reponerlo a medida que nos hacemos mayores.

El relleno de Ácido Hialurónico se aplica mediante micro-inyecciones directamente en la piel y, además de reponer el Ácido Hialurónico perdido, permite remodelar formas y contornos del rostro y labios, y otorgar volumen en las áreas modificadas por el proceso de envejecimiento; también permite rellenar surcos y arrugas estáticas, es decir, las arrugas más profundas y visibles con el rostro en reposo.

Es imprescindible destacar que siempre que estemos por realizar un tratamiento estético, es fundamental elegir cirujanos plásticos, dermatólogos o médicos especialistas entrenados en la técnica de aplicación, y el mismo debe llevarse a cabo exclusivamente en centros de salud o consultorios habilitados; del mismo modo, debemos exigir al profesional que nos muestre el producto antes de ser aplicado.

¿Tienes alguna opinión sobre este tema? ¿Deseas conocer más sobre el Ácido Hialurónico?

Si deseas saber más sobre Ácido Hialurónico puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de tommerton2010 vía Flickr.com bajo licencia creative commons.

Leave A Response

* Denotes Required Field