Los cuidados antes y después de la lipotransferencia

La lipotransferencia es, hoy por hoy, la mejor y más segura técnica de cirugía existente para realizar el aumento de volumen de áreas como los senos y los glúteos. Pero, más allá de las ventajas y beneficios de este procedimiento, es importante conocer qué cuidados se deben tomar antes y después de la operación.

Antes de continuar, es también muy importante resaltar que este es un procedimiento superseguro, siempre y cuando sea realizado en un centro médico confiable y con profesionales capacitados en el tema. Desde luego, toda cirugía implica riesgos, pero estos son minimizados si se toman los cuidados que describimos abajo.

Cuidados antes de la lipotransferencia

Lo primero que se debe hacer antes de la cirugía es realizar una consulta inicial, en la cual se discuta no solo el procedimiento, pero también se verifique si la persona puede someterse a ella. Diferentes problemas de salud, historial clínico y demás detalles relacionados al estado general de la paciente deben ser analizados para establecer si este es apto a someterse a la operación.

Probablemente sean necesarias algunas pruebas de laboratorio. Uno de los posibles problemas que deben ser verificados es si la paciente sufre alguna dificultad de coagulación, por ejemplo. Asimismo, algunos días antes de la cirugía, es recomendable utilizar un jabón germicida sobre la piel; y están prohibidos los medicamentos que contengan salicilatos, quince días antes y otros quince días después de la operación.

Tanto antes como después de la cirugía (dos semanas antes y dos semanas después), no se puede fumar, con el fin de que los resultados sean los mejores. Otra medida que debe ser realizada tanto previa como posteriormente a la operación es hidratar el cutis. Con esto, se busca asegurar una mejor elasticidad de la piel, además de dejarla más apta para el procedimiento.

Cuidados después de la lipotransferencia

Luego de realizada la lipotransferencia, son necesarios algunos cuidados básicos para que todo salga bien. Las pacientes deben tomar los medicamentos (antibióticos incluidos) que se les receta para el post-operatorio. De esa manera, se reduce mucho el riesgo de infecciones, a tal punto que estas no son comunes cuando se toma esta precaución.

Es fundamental también que la paciente respete el periodo de reposo absoluto, que no excede las primeras 24 horas. Después de eso, se recomienda realizar caminatas cortas, de no más de media hora, unas cuatro veces al día. Eso sí, es importante no tomar sol mientras no se vayan los moretones (unas seis semanas) y, cuando estos desaparezcan, es prudente utilizar protector solar por medio año, todo esto con el fin de evitar la hiperpigmentación.

Otras recomendaciones son: no quedarse de pie ni sentada por mucho tiempo, pero tampoco realizar ejercicios como los saltos o los aeróbicos. Los ejercicios que impliquen quemar calorías también quedan prohibidos. Por otra parte, se recomienda a la paciente utilizar una faja o soporte en el área (que solo debe ser retirada en el momento de bañarse), con el fin de que esta provea el apoyo necesario durante el periodo de recuperación.

¿Te sometiste alguna vez a una lipotransferencia? ¿Tienes alguna recomendación extra para sugerir?

Si te interesa esta técnica y tienes algo para decir o preguntar sobre la lipotransferencia, entra en contacto con nosotros o escribe tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Foto: Bobine, extraída de Pixabay, en Creative Commons. 

Leave A Response

* Denotes Required Field