Los mejores tips para perder el miedo a las inyecciones

Muchos de nosotros hemos experimentado alguna vez una cierta incomodidad o temor antes de la aplicación de una inyección. Pero para algunas personas el asunto es aun más serio porque no logran controlar su ansiedad y nerviosismo. Aquí reunimos algunos tips para que el momento de recibir la inyección no se convierta en un martirio y, por el contrario, sea algo tranquilo y llevadero.

En primer lugar, es interesante resaltar que el dolor no es causado por la “picada” de la aguja, sino que depende de la profundidad en que esta se introduce y también de la sustancia utilizada. También es importante diferenciar el miedo irracional a las inyecciones —denominado tripanofobia— de la incomodidad natural que todos podemos sentir.  Al fin y al cabo, ¿quién no se pone un poco ansioso en ese momento?

Hechas estas aclaraciones, sigue entonces una lista de recomendaciones que te serán muy útiles para mantener la calma a la hora de recibir una inyección. La primera de ellas es ponerse en una posición cómoda, con la musculatura relajada. Contraer los músculos solo hará que el dolor sea más intenso; dejar el cuerpo “suelto”, por el contrario, asegurará que aquel sea minimizado.

Otro tip es no mirar la aguja. A algunas personas puede no molestarles mirarla, pero quienes sienten temor e inseguridad por lo general solo aumentarán la sensación de incomodidad si lo hacen. Por lo tanto, mirar hacia otra parte es lo más recomendable. Si se trata de una prueba o donación de sangre, con mayor razón, ya que con tan solo verla, no son pocos los que llegan a desmayarse.

De igual manera, pensar en diferentes temas ayuda a no darle importancia a la inyección: piensa en cualquier cosa que te distraiga, mejor si es algo positivo y que te haga sentir bien o relajado. Por otra parte, también puedes pensar en cómo la inyección va a contribuir para que estés sano y bien de salud, de esa manera te llenas de valor y la asocias a algo bueno para ti.

La respiración también es muy importante. Lo ideal es inspirar hondo y expirar suavemente, generalmente la inyección no durará más que ese tiempo. Asimismo, no está demás llevar a alguien de confianza para conversar o incluso tomarte de la mano si hace falta; y hablar con el médico o enfermero antes de la aplicación puede ser muy positivo, ya que el profesional puede ayudar a relajarte y darte otras orientaciones importantes.

Más allá de estos tips, existe una solución 100% eficaz y que ayuda sobre todo aquellas personas que no logran tranquilizarse aun siguiendo las recomendaciones anteriores. Se trata de Coolsense, un revolucionario aplicador que elimina el estrés y el miedo causados por las inyecciones, logrando que te relajes de inmediato.

Te invitamos a conocer todo acerca de Coolsense, el más innovador método para olvidarse del miedo a las inyecciones. Asimismo, no dejes de comunicarte con nosotros si tienes alguna duda, o entonces de escribir tu consulta abajo, en la sección de comentarios.

Foto: extraída de Pixabay, en Creative Commons

Leave A Response

* Denotes Required Field