Coolsense, inyecciones sin dolor: conoce su aplicación y cómo funciona

No son pocos los pacientes que la pasan mal al tener que someterse a la aplicación de alguna inyección o vacuna. Al final de cuentas, no solo los niños temen la aguja; también los adultos pueden ponerese nerviosos o incluso sufrir con el dolor causado por el pinchazo. Por consiguiente, médicos y enfermeros pueden verse en problemas por no lograr completar el procedimiento por la negativa de dichos pacientes.

Justamente pensando en ese tipo de público, es que Coolsense Ltd, una subsidiaria de M.D. Clinics Ltd., ha creado Coolsense, un práctico e innovador dispositivo que debe aplicarse antes de cada inyección, de manera a prevenir la sensibilidad a la aguja.  ¿De qué se trata? En resumen, es una carcasa de plástico de unos 13 cm de largo y 4 cm de diámetro —por lo tanto fácil de llevar y además muy liviano—, que contiene un termómetro y posee una funda con una fórmula especial de alcohol (al 70%) y una esponja, estos con el fin de desinfectar el cabezal metálico antes de cada aplicación.

Aprobado por la CE y también por la FDA, mediante la regulación N° 890-5700, Coolsense se presenta como una herramienta de incomensurable valor para mejorar la calidad de vida de pacientes que deban someterse a inyecciones diarias o con bastante frecuencia, como ocurre en el caso de personas diabéticas o que deban recibir tratamientos de diálisis, por ejemplo.

¿Pero cómo aplicar Coolsense? Es muy sencillo. El primer paso es poner alcohol en el recipiente superior del dispositivo hasta 1/3 de su capacidad. En seguida, se debe cerrar dicho recipiente y luego dejarlo en el freezer por al menos 1 hora antes de su uso. Cuando llegue la hora de utilizarlo, simplemente se lo debe retirar del congelador y verificar que la temperatura se encuentre comprendida de 0ºC a -4ºC. Para comprobarlo, basta fijarse en el termómetro que hace parte de Coolsense.

Una vez que ya estamos seguros de que la temperatura es la ideal, desenroscamos el contenedor de plástico de la parte superior e introducimos el cabezal metálico de Coolsense justo en el área donde debemos aplicar la inyección, cuidando de presionar el lugar de 3 a 5 segundos. De esa manera, la superficie de la piel se adormecerá y el paciente podrá recibir la inyección, la cual deberá ser aplicada inmediatamente. ¡Y listo! Sin ningún trauma ni estrés.

Si deseas conocer más sobre Coolsense, sigue el enlace para descubrir todo acerca de este fantástico dispositivo. Te invitamos también a ver el video con el paso a paso de su aplicación.

Leave A Response

* Denotes Required Field