Implante moderno de cabello artificial: un estudio piloto

El impacto de la pérdida de cabello suele ser fuerte para cualquier persona, sea en el aspecto psicológico o incluso en la personalidad del individuo. A lo largo de los años, fueron probados diferentes métodos y tratamientos, pero los efectos no han sido demasiado animadores, con éxito solamente parcial en algunos casos. Recientemente, sin embargo, una nueva fibra artificial de copoliamida (Biofibre), elaborada en Italia, obtuvo buenos y alentadores resultados.

La realización del estudio —que duró 3 años y medio— tenía como objetivo establecer la seguridad y eficacia de dicho implante de fibra artificial. Participaron siete pacientes de sexo masculino y tres de sexo femenino, con un rango de edad comprendido de 27 a 43 años.  Cada uno de ellos fue sometido a un implante inicial de 100 fibras, a modo de prueba, en un área limitada del cuero cabelludo. Acto, seguido, fueron observados durante seis semanas, con el fin de verificar cualquier reacción indeseada.

¿Pero cómo se realizó el experimento? Básicamente lo que se hizo fue observar si el área de prueba demostraba alguna sensibilidad; si fuera así, se retiraban las 100 fibras implantadas y no se realizaba el siguiente implante. Si, por el contrario, la zona mostraba buena tolerancia, sin que se registraran señales de alergia o infección, se llevaban a cabo nuevas sesiones, con 500 nuevas fibras cada 4 a 6 semanas.

El seguimiento a lo largo de tres años se ha realizado con el fin de asegurar que no hubiese ninguna reacción adversa posteriormente y certificar que los resultados fueran permanentes. Obviamente, los participantes recibieron algunas orientaciones muy importantes, como ser: peinarse con cuidado y suavidad; evitar determinados procedimientos de salón de belleza, como el ondulado y el laceado de cabello; y usar la secadora a una distancia de 30 cm de las fibras para no dañarlas.

Al final, un total de 10 mil fibras fueron implantadas en 10 individuos, con un mínimo de 100 y un máximo de 4.000; es decir, un promedio de mil fibras por persona. Estos fueron los resultados: uno de ellos manifestó una reacción local en la forma de eritrema, dolor y picazón, síntomas que cesaron con la aplicación de antialérgicos y antibióticos, además de la retirada del implante. Otros tres presentaron foliculitis, la cual fue fácilmente resuelta, sin provocar mayor incomodidad en ellos. Así, solamente uno de los siete participantes tuvo que suspender el tratamiento, obteniéndose éxito en las demás seis personas.

Como conclusión, se ha verificado que si la persona sigue todas las recomendaciones, orientaciones y cuidados con su cabello, el tratamiento mediante Biofibre suele ser exitoso, logrando recuperar la cabellera y con resultados muy visibles y, sobre todo, permanentes. En la foto de abajo, puedes ver cómo lucía una paciente y comparar con la foto de arriba, tomada luego del implante de 1.200 fibras.

¿Quieres saber más sobre Biofibre y experimentar increíbles resultados tú también? No dejes de visitar nuestro sitio y siéntete libre para realizar cualquier consulta, ¡será un placer atenderte!

150814biofibre01

Leave A Response

* Denotes Required Field