¿Es cierto que el estrés produce la caída del cabello?

En la vida cotidiana de las grandes ciudades, es muy frecuente que las personas se encuentren agobiadas por la falta de tiempo y el exceso de obligaciones, además de los problemas presentes en la mayoría de las urbes —como el tráfico, la violencia y la contaminación— y los que pueden acometer a cualquier individuo, como los económicos y de salud. Entonces surge la pregunta: ¿es el estrés ocasionado por todas esas cuestiones capaz de provocar la caída de cabello?

Para responder a la anterior interrogante, es necesario entender primero que un eventual exceso de carga de trabajo o un problema o falta de tiempo que llegue a aquejar a una persona por un par de días no tiene mayores consecuencias para su salud. Sin embargo, el estrés, entendido como un estado más prolongado, puede efectivamente desencadenar una serie de alteraciones en el organismo; y estas sí pueden derivar en problemas como la caída de cabello.

Entonces, la idea de que una persona, por enfrentarse a un determinado tipo de problema, pueda sufrir con la caída de cabello no está para nada amparada por la ciencia, pues no hay ninguna evidencia ni estudio serio que compruebe dicha teoría. La calvicie no está directamente relacionada con el estrés, siendo más frecuente que su causa sea genética o por carencia de vitaminas, como podemos ver en un anterior artículo relacionado a los factores que producen la alopecia.

Sin embargo, como se remarcó antes, el estrés a la larga tiene el poder de provocar cambios en el cuerpo y una de las consecuencias de dichos cambios puede ser la caída de cabello. Incluso es posible que durante un estado largo de ansiedad, estrés o depresión, la persona pueda experimentar la caída de su pelo, condición que recibe el nombre de alopecia nerviosa y que puede ser bastante acentuada, por lo cual es necesario atacar el problema directo de la raíz —y en este caso hablamos naturalmente de la salud emocional del individuo.

Para evitar la caída del cabello por estrés, lo más indicado entonces es tratar de organizar mejor el tiempo, reduciendo el exceso de compromisos y obligaciones y dedicando parte de él a actividades de relajación, como los deportes, la yoga, el gimnasio, la interacción social y otras que la persona disfrute. Asimismo, es fundamental dormir bien y procurar que tanto el sueño como las comidas tengan horarios definidos.

¿Y tú? ¿Crees que el estrés puede ser el motivo de tu caída de cabello? ¡Cuéntanos tu experiencia ingresando al siguiente enlace!

4 Comments

Leave A Response

* Denotes Required Field